jueves, 19 de enero de 2017

Los niños soldados del régimen

Los niños soldados del régimen
Una modalidad de preparación militar para infantes está teniendo lugar
en las escuelas cubanas por estos días
Jueves, enero 19, 2017 | Pedro Manuel González Reinoso

VILLA CLARA.- Una modalidad de preparación militar para infantes, con
miras a prolongarnos la obstinada invasión yanqui en nuestras vidas,
está teniendo lugar –por encomienda– en las escuelas cubanas por estos días.

No han bastado los recitales sosos de la dirección educativa en torno al
tema, dirigidos al "relevo revolucionario" que aplastará al fantasma
"enemigo", ni la reinclusión en el programa de una asignatura degradada
por "aburguesada" como la Cívica. Ni siquiera aguardan a que cumplan los
nenes con el obligatorio –e inservible– servicio para la defensa del
país, cuando cumplan la maldita edad.

Y el entrenamiento va con muchas prisas y cero pausas, también sin
distingo de sexo, nivel de aprendizaje, postura política, ni preferencia
otra. Se corresponde con la exigencia anunciada en septiembre pasado por
los del ramo, para los novísimos proselitismos del departamento:
reimprimir la versión de nuestra entera tradición de luchas libertadoras
(según las pautas de la manca ECURED).

Con el éxito rampante de haber crecido a generaciones diaspóricas bajo
el embrujo de los campos de tiro, las movilizaciones combativas, la
bravuconería de las tribunas antiimperialistas, los triunfalismos fatuos
y el colaboracionismo más vulgar, incluyeron en los sesos del
adolescente a los millares de sutiles microorganismos paramilitares,
porque a lo largo de más de medio siglo plagaron con simbolismos la
esencia neutra de la nación, acotados bajo una ecuación monocromática:
"SMO + DC + UMAP + CJC + EJT + MTT + BPD + PMM + BRR…" (1)

¿Creerán ingenuamente que la "seguridad nacional" –ese término cooptado
que imita a estados desarrollados y sustituye a la vapuleada "soberanía"
del ayer reciente–, escudriñando incansable cada pulgada del
archipiélago tras carne de cañón, estará garantizada por habernos
desgastado en liarles los bártulos a unos ciudadanos estándares y
obligarlos a transar con lo indeseado? ¿Será solo cuestión de tiempo el
curarnos la siglafilia?

Desde ya, previsores del caos por venir y el corretaje colectivo, azuzan
el horizonte a los estudiantes "normales", derrochándoles el preciado
tiempo y truncando los talentos, demostrasen esos vástagos alguna
vocación de milicos o ninguna. Importándoles un pito bajo cual régimen
masificador tan malsana construcción les toque.

El país, que con estos ejercicios públicos se mofa de la Convención
Internacional sobre Derechos la Infancia, también dubita, naturalmente,
ante la llegada del próximo 20 de enero y sobre las secuelas de poner
punto final a ilegales nacionales en territorio norteamericano, asunto
que el gobierno aquel ha trasuntado de puntillas con el nuestro.

Tal vez, tramando nuevas estrategias para pirárselas en lo adelante del
antro anquilosado, los hipotéticos prófugos ya anden mirando otras
rendijas, y el Partido previsor, urgido en su periódica contraofensiva
ideológica, pruebe el modo de recuperar a impúberes engoables.

Pudimos comprobar rumores acerca de la manipulación física y mental a
que someten los niños durante reciente visita a la capital. Ya estábamos
al corriente del adoctrinamiento por haberlo experimentado en pellejo
propio, pero constatar estas socorridas muestras de desespero frente al
descontrol sobre los valores civiles y la obediencia ciega, en pleno
Paseo del Prado y horas de clases, vimos cómo las escuelas cercanas
sacan del aula y ponen a marchar en formación marcial a cándidos chicos,
gritando consignas propias del totalitarismo, provocando en los
paseantes desconcierto o repugnancia. Como calificó alguien presente
allí en un rapto de impotencia –"Asco extra"– porque burla no cabría.

Momento perfecto para que nacionales o extranjeros sacaran fotos y
publicitaran al mundo su perplejidad. Y que luego circulen comentarios
de que son "mercenarios" quienes lo hacen y que están probablemente al
servicio de una potencia enemiga, en un país docto donde aún ni se
contiende –en ningún medio oficial a dos meses ya de conocida– la
asunción de un "locuelo" presidente yanqui, quien representa la nación
más odiada de la historia. ¿Se explica, pues, la trinidad cómplice del
silencio? ¿Liderazgo anti migratorio?

Nada de lo que se que arme (o se derroche) en pos de salvaguardar lo que
el Estado considera "conquistas revolucionarias" surtirá efecto si
quienes lo implementan son los mismos que han exhibido longeva
incapacidad a las escuadras del "invicto" regimiento.

Lo que puedan anticipar para los próximos años de titubeo y pobreza
generalizados en este país demencial como obras del arbitrio y el dogma,
constituye, sencillamente, razón de extensible duda.

Comparando a la Corea "comunista" que todavía carga misiles sobre los
hombros de su población –hambreada pero vehemente–, recordando la fábula
de los 3 cerditos; agotados en la fase preparatoria (y al cabo
sorprendidos con la llegada del lobo mientras afinaban sus griterías),
me abruman los paralelismos y las cabronas coincidencias de un pueblo
que, frente a la imbecilidad manifiesta, la civilidad coartada, la
arrogancia y el absurdo, solía estallar de inmediato.

¿Continuaremos aguantando semejantes descalabros? ¿Cuánto?

Pero; ¿Seré ingenuo preguntando? ¡Si es que todos sabemos perfectamente
cuándo!

(1) Servicio Militar Obligatorio, Defensa Civil, Unidades Militares de
Apoyo a la Producción, Columna Juvenil del Centenario, Ejército Juvenil
del Trabajo, Milicias de Tropas Territoriales, Brigadas de Producción y
Defensa, Patrullas Mirando al Mar, Brigadas de Respuesta Rápida,…y los
muchos Sistemas de Seguridad/Monitoreo de la Inteligencia y la
Contrainteligencia Militar, etc. (En ese orden fundacional y cronológico).

Source: Los niños soldados del régimen | Cubanet -
https://www.cubanet.org/destacados/los-ninos-soldados-del-regimen/

Yo fui uno de los primeros maestros emergentes

Yo fui uno de los primeros maestros emergentes
La Batalla por el Noveno Grado fue otra gran campaña de propaganda
política que tergiversó la realidad
Miércoles, enero 18, 2017 | Jorge Luis González Suárez

LA HABANA, Cuba.- Fui uno de los tantos maestros emergentes captados a
principios de los años 70. Había necesidad de profesores y buscaban
personas con cierto nivel de escolaridad para ejercer de maestros en la
enseñanza primaria.

Tenía entonces 27 años, décimo grado de escolaridad y trabajaba en una
de las tantas empresas del Ministerio de la Construcción como peón de
albañil. Hasta allí llegó la convocatoria para "dar un paso al frente e
integrarse a esta "tarea de la revolución".

Por supuesto que ser maestro era una labor más cómoda, limpia y mejor
pagada en esos tiempos que dar pico y pala y cargar cubos de hormigón.

No lo pensé dos veces y me dirigí al municipio de Educación, que estaba
situado entonces en una casona de la calle 4 entre 23 y 21, en El
Vedado, donde hoy radica una de las dependencias de la Comisión del
Carnaval Habanero, para ser entrevistado por un funcionario en ese lugar.

Explicar mi procedencia fue un desafío. Antes de en la construcción,
había trabajado en la agricultura, castigado, por ser un ciudadano más
que en esa época, durante la congelación laboral que precedió a la
promulgación de la Ley de la Vagancia, carecía de vínculo con algún
centro de trabajo. No lo tenía porque estaba pasando un curso como
camarógrafo de televisión y cuando traté de obtener una plaza, quedé
fuera, porqué limitaron a diez las capacidades y cuatro eran para
becados del MINED (Ministerio de Educación).

Comencé como maestro a finales del curso 1971-1972 en la escuela
primaria "Renato Recio", en El Cerro, sin ningún tipo de capacitación
previa, para sustituir una maestra graduada que se iba por licencia de
maternidad.

Luego trabajé durante tres cursos más en otra escuela, la Frank País,
hasta que por peritaje médico se me destinó a la enseñanza en la
Educación de Adultos.

Estaba en marcha la Batalla por el 6to Grado. Se habían creado aulas en
lugares improvisados por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) para las
amas de casa, y también en centros de trabajo para los obreros.

Además de trabajar en estas aulas el tiempo reglamentario, era
contratado en horas extras para dar clases a los trabajadores en su
propio centro laboral.

Cuando la llamada Batalla por el Noveno grado se inició de manera
oficial en 1980, pasé a formar parte del colectivo de profesores de la
Escuela Secundaria Obrero-Campesina "Camilo Cienfuegos", en El Vedado.

Trabajaba de noche y en contratos por el día, impartiendo solo una
asignatura.

Los maestros teníamos algunas ventajas. El sueldo que percibíamos por
las distintas contrataciones era superior al salario oficial, pues se
podía tener hasta tres contratos en los horarios libres. Y como los
centros laborales que atendíamos eran en su mayoría restaurantes y
hoteles del municipio Plaza, podíamos los sábados ir a disfrutar en
esos establecimientos, asequibles por esa época, que comparada con la
actualidad, pudiéramos decir que fue de oro.

Los alumnos que asistían a clases estaban casi obligados. El estudio era
considerado uno de los méritos laborales y era una condición
imprescindible para poder optar por los efectos electrodomésticos que
otorgaban a los más destacados.

La mayoría de los estudiantes llegaba al aula con tremendo cansancio
después de sus 8 horas laborales, lo cual les imposibilitaba un
aprendizaje eficaz.

Algunas anécdotas pueden reflejar el aprovechamiento académico de esos
estudiantes. Un ejemplo fue el caso de un alumno, que en una prueba de
Historia de Cuba, al preguntarle la significación histórica de la
Protesta de Baraguá, contestó que "esa protesta había sido por unos
mangos". Hasta hoy no he podido definir si se refería al lugar donde se
efectuó dicha protesta, o a porque pensaba que los mambises exigían las
frutas.

La orientación que había siempre era la de aprobar a todos los
estudiantes que se presentaran a examen. Si algún estudiante no
concurría por enfermedad u otra causa, teníamos que localizarlo y
hacerle la prueba, aunque fuera en su domicilio. También había que
ayudar a todos al máximo, y hasta insinuarles la respuesta correcta,
algo que hacíamos muchas veces por compasión.

Aquello era un fraude. Muy pocas de esas personas salieron con un nivel
de preparación adecuado. Hubo casos aislados que obtuvieron títulos
universitarios, pero la gran mayoría solo logró conocimientos
elementales bastante deficientes.

La Batalla por el Noveno Grado fue otra gran campaña de propaganda
política que tergiversó la realidad. Constituye otro de los mitos de la
Revolución.

jorgeluigonza72015@gmail.com

Source: Yo fui uno de los primeros maestros emergentes | Cubanet -
https://www.cubanet.org/mas-noticias/yo-fui-uno-de-los-primeros-maestros-emergentes/

viernes, 13 de enero de 2017

La imagen de Fidel Castro invade los libros de texto cubanos

La imagen de Fidel Castro invade los libros de texto cubanos
¿Qué mayor culto a la personalidad que el adoctrinamiento desde edades
escolares?
Viernes, enero 13, 2017 | Orlando Freire Santana

LA HABANA, Cuba.- El periódico Juventud Rebelde, en su edición del 12 de
enero ("Educación cubana experimentará cambios integrales a partir de
septiembre"), recoge declaraciones de Alberto Valle de Lima, director
del Centro de Ciencias Pedagógicas.

El funcionario dio a conocer que a partir del próximo mes de septiembre,
coincidiendo con el nuevo curso escolar, habrá cambios en los programas
de estudio de los círculos infantiles, y las enseñanzas primaria,
secundaria y preuniversitaria, todo en el contexto de lo que denominó
"tercer perfeccionamiento del sistema nacional de enseñanza".

Según Valle de Lima, los cambios se centrarán en la enseñanza de la
Cívica, el idioma inglés y la inserción de las nuevas tecnologías de la
información. Sin embargo, el funcionario no aclaró si, en lo referido a
la Cívica, se le otorgarán preponderancia a valores tradicionales como
la honestidad y la decencia en detrimento de posturas emergentes como
"ser revolucionario". Para muchos, la supremacía de esta última en la
formación de varias generaciones de jóvenes cubanos es la causante de la
pérdida de valores que hoy exhibe nuestra sociedad.

Los anteriores perfeccionamientos de la enseñanza estuvieron en sintonía
con los giros ideológicos, económicos y sociales experimentados en la
isla. El primero de ellos ocurrió en 1975, cuando la sociedad cubana se
rusificaba a pasos agigantados. En muchas escuelas se abandonó la
enseñanza del idioma inglés para dar paso al aprendizaje de la lengua
rusa. Se inculcó en niños y jóvenes que la religión era el opio de los
pueblos, y la Historia fue reescrita para desechar la "hechología
burguesa" y reemplazarla por el Materialismo Histórico de Marx, donde
todo se volvía lucha de clases, fuerzas productivas y relaciones
sociales de producción.

Hacia 1987 las autoridades sintieron la necesidad de acometer un nuevo
perfeccionamiento de la enseñanza. Había que distanciarse cuanto antes
de un modelo soviético que no se sabía cómo terminaría, con aquella
Perestroika que le abría las puertas a las palancas del mercado. Además,
era menester retomar la figura del Che Guevara, olvidada durante el
frenesí de los manuales moscovitas de economía política. El idioma ruso
se iría marchitando paulatinamente. Mas, el daño ya estaba hecho. Muchos
educandos nunca asimilaron el ruso, y olvidaron el inglés que habían
estudiado antes de 1975.

A la pregunta de por qué es necesario un nuevo perfeccionamiento?, el
señor Alberto Valle de Lima, tras apuntar que es preciso considerar los
cambios económicos ocurridos en la sociedad y en la estructura social de
nuestro país, se refirió a lo que no pocos estiman como el verdadero
motivo de este cambio: "incluir armoniosa y creativamente en el
currículo y la vida escolar en general el ideario del líder histórico de
la Revolución Cubana, Fidel Castro, el significado de su vida y de su
ejemplo."

Un programa escolar que ya estaba saturado de imágenes fidelistas, y una
historia de Cuba que se contaba de tal manera que todo lo sucedido antes
de 1959 fue la preparación de condiciones para que Fidel Castro
accediera al poder, se reforzará con la "vida y el ejemplo" del líder
histórico de la revolución.

Por supuesto, el culto a la personalidad no solo se manifiesta mediante
la erección de estatuas y monumentos.

Source: La imagen de Fidel Castro invade los libros de texto cubanos |
Cubanet -
https://www.cubanet.org/mas-noticias/la-imagen-de-fidel-castro-invade-los-libros-de-texto/

domingo, 1 de enero de 2017

Steiners cubanos

Steiners cubanos
JOSÉ PRATS SARIOL | Miami | 1 de Enero de 2017 - 10:39 CET.

Reafirmé mi certeza de que no todo lo que George Steiner escribía eran
nueces cuando leí el artículo de hace años de Mario Vargas Llosa contra
sus "inepcias" —así las llama el Nobel peruano—. Acabo de releerlo a
propósito de ciertos intelectuales cubanos —no solo oficialistas, como
Pedro de la Hoz, musicólogo que ejerce de inquisidor cultural—, que
resbalan con la misma cáscara que les hace creerse duchos en casi todo:
aptos para disertar "profesionalmente" sobre economía política y
abstraccionismo, antropología y música concreta, historia y poesía, arte
narrativo y filosofía...

Lectura para "nuevos cultos" —definición que tomo de las
caracterizaciones de los "nuevos ricos"—, cierto ensayo-conferencia del
profesor inglés irritó al novelista del Boom, aunque le concede algún
piropo para limar el filo de sus críticas contra la ilusión del
sabelotodo. Igual nos pasa —mutatis mutandis— con algunos intelectuales
cubanos —sean oficialistas o insubordinados—; aunque quizás en el caso
de los exiliados se prefiera el silencio, para evitar acusaciones de
provocar "fuego amigo". O por algo tan sencillo como que los autores son
tan "buena gente" que a uno le da pena...

Y no se trata —desde luego— de casos patológicos como el del difunto
Fidel Castro, siempre dispuesto a descargar —¿reflexionar?— sobre los
más disímiles temas y personajes cubanos o no, culturales o no.
Imposición que debió servirnos como antídoto —por contraste— para que
ningún intelectual rodara peligrosamente a la definición de diplomático
que diera un iconoclasta italiano: "El diplomático es un caballero capaz
de hablar animadamente dos minutos sobre cualquier tema. Dos minutos.
Tres resulta calamitoso".

Vargas Llosa no edulcora su juicio de valor contra el infundado
catastrofismo de Steiner. Desde el primer párrafo discrepa del afamado
políglota judío nacido en Francia, aunque elogia lo estimulante que a
veces resulta. Dice: "Pero, desde hace algún tiempo, tengo la sospecha
de que comienza a sucumbir a esa tentación en la que suelen caer grandes
talentos, la del facilismo frívolo, o aptitud para demostrar, con una
prosa elegante y lo que parece sólida erudición, cualquier cosa, incluso
algunas inepcias".

No puedo evitar pensar en que ese sayo —¿el "síndrome Steiner"?— le
sirve a cubanos que conozco, sin la justificación de que la abrumadora
mayoría de los políticos no tienen ningún pudor en opinar sobre
cualquier cosa...

Porque desde luego que derecho nos sobra para opinar hasta sobre los
aguacates de Catalina de Güines o las narconovelas; lo que no
profesionalmente, lo que no desde el buen o regular prestigio ganado en
nuestros respectivos ámbitos. Porque doy por cierto que no nos gusta
confundir al público no especializado, caer ocasionalmente en el
facilismo frívolo, en inepcias transitorias, como he padecido en
historiadores metidos a críticos literarios, periodistas que en
programas televisivos hablan más que sus invitados, demógrafos metiendo
la cuchareta en pronósticos sobre Cuba...

Recientemente llegué a escribir una crítica sobre una comedia de Alexis
Valdés —Oficialmente gay— que vi representada en un teatro de Miami.
Antes de enviarla para publicar tuve el pudor de llamarme al orden,
decirme que no soy crítico teatral. La borré enseguida de mi ordenador,
apenas conversé después con uno de los actores, Orlando Casín, pero ya
como simple espectador...

Ahora que la brutal trivialidad mediática tiene como norma entrevistar a
cantantes, actores y deportistas para que opinen hasta sobre la galaxia
Andrómeda, con más razón debe evitarse saltar hacia precipicios
exegéticos sin paracaídas. De ahí el alto nivel de exigencia que debe
primar, sobre todo con aquellos que por su prestigio tienen una mayor
responsabilidad.

Por eso el autor de La casa verde arremete contra "la artillería
estadística que dispara Steiner" al vaticinar la muerte de la
literatura, y de ahí la burla al invocar a Casandra. Le critica el
"airecillo superior y socarrón", su "alegre masoquismo", la "innecesaria
truculencia", la "delirante provocación" que olvida denunciar la
subcultura con que se nos bombardea a diario, "de una estupidez
vertiginosa"; y de la que indirectamente forma parte la frivolidad de
hablar sin ton ni son sobre temas que uno no domina, disfrazado de
intelectual omnisciente y gastando fama adquirida en otros menesteres.

Supongo que el brillante autor de Grammars of Creation recibiera la
advertencia del talentoso novelista de La guerra del fin del mundo, bajo
la certeza de que la crítica a veces ayuda más que el aplauso. Así
quisiera que se reciba la mía, porque algo de verdad está en la
advertencia. Donde sí no hay nada que buscar es en el "facilismo frívolo".

Source: Steiners cubanos | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cultura/1482880592_27712.html

sábado, 31 de diciembre de 2016

Estudiantes de medicina de Ghana dicen recibir 'malos tratos' en la Isla

Estudiantes de medicina de Ghana dicen recibir 'malos tratos' en la Isla
DDC | La Habana | 30 de Diciembre de 2016 - 19:25 CET.

Estudiantes de medicina de Ghana en Cuba han llamado a la
reestructuración inmediata del programa médico Cuba-Ghana, después de
denunciar los "malos tratos" padecidos bajo este programa durante años,
según informa GhanaWeb.

Los 250 estudiantes que han pasado cuatro años en Cuba estudiando, se
quejaron de la negligencia del Gobierno de su país, que ha obligado a
muchos de ellos a "recurrir a medios insalubres y degradantes para
sobrevivir y enfrentar el hambre y el abatimiento" que padecen en la Isla.

"La negligencia, la falta de respeto a la dignidad humana, la violación
de los derechos humanos, la desvergüenza y la crueldad que hemos sufrido
se justifica con el 'no hay fondos'", señalaron los estudiantes en un
memorando.

"Durante este año no nos han pagado nuestros estipendios mensuales de
ocho meses, ni el subsidio de libros, ni el seguro de salud, ni nuestros
honorarios ni el alojamiento. Hemos hablado con el Gobierno y la
Embajada aquí, pero no han dado ninguna solución. La situación es
insoportable para todos nosotros", dijo Abraham Buernor, uno de los alumnos.

Asimismo, mencionaron el trauma psicológico que los estudiantes han
tenido que pasar, incluyendo el hecho de que las mujeres no tengan con
qué pagar almohadillas sanitarias.

"No estamos pidiendo demasiado, solo lo que un ser humano necesita para
su supervivencia. Si Ghana ya no valora las inversiones que ha hecho,
por lo menos debería conocer las consecuencias de este tratamiento
inhumano", agregaron.

Los estudiantes de medicina recomiendan, entre otras cosas, una revisión
inmediata del programa médico cubano-ghanés y que se les pague sus
estipendios cuanto antes.

"Nuestros subsidios mensuales de mantenimiento y libros podrían ser
separados del presupuesto total debido al Gobierno cubano y pagados
antes de que se les dé dinero a las autoridades cubanas", sugieren.

Este grupo de 250 alumnos llegó a Cuba el 22 de mayo de 2012 bajo la
administración del presidente John Evans Atta Mills, con el objetivo de
mejorar la prestación de servicios médicos a la población ghanesa.

Source: Estudiantes de medicina de Ghana dicen recibir 'malos tratos' en
la Isla | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1483122303_27783.html

viernes, 30 de diciembre de 2016

250 Ghanaian medical students ‘neglected’ in Cuba call for help

250 Ghanaian medical students 'neglected' in Cuba call for help

Ghanaian medical students in Cuba have called for immediate
restructuring of the Cuban-Ghana medical program after decrying what
they termed "maltreatment" suffered under the programme for years.

The 250 students who have spent four years in Cuba studying a 7-year
programme in medicine, complained bitterly of government's neglect,
which have compelled many of them to device some unhealthy and demeaning
means to survive as they are faced with hunger and dejection.

"We wish to hereby state that enough of the negligence, the disrespect
to human dignity, the violation of human rights, enough of the
shamelessness, enough of the cruelty under the guise that 'there are no
funds", the students noted in a memo endorsed by the leadership
including its President, Ahmed Hughes; Vice President, Samuel Agamah;
and PRO, Abraham B. Buernor.

"For about 8 months this year we have not been paid our monthly
stipends, book allowance, health insurance and for our fees and
accommodations. We have spoken to government and embassy here but have
come to no resolution. It's quite unbearable now for all students,"
Abraham Buernor said in a follow up interview.

Recounting the harsh condition they are faced with at the strict
communist state, the students said some of the potential medical doctors
have fallen foul of the laws of Cuban because they dared to survive.

They also mentioned the psychological trauma students had to go through,
including the inability of the female students to afford sanitary pads
for their monthly flow. The students wondered in the memo, "We are not
asking for too much but just what is needed for a human to survive that
is if Ghana no longer value the investments she has made, because we all
know the consequence of this inhumane treatment."

The medical students are therefore recommending among others: An
immediate overview be done on the Cuban-Ghana medical program.

We are also requesting that our stipends be paid as soon as possible,
whether it be a privilege or a right. As a matter of fact the argument
that Ghanaian students studying abroad have been given a privilege is
fundamentally flawed and unintelligent, because what kind of privilege
is backed by a legal document.

The scholarship secretariat, as an institution of the government, can
take loans from banks or from any other place on behalf of the
government to pay monies due the Ghana-Cuba Medical Scholarship holders
which would be paid later when budget for the secretariat are made
available.

Scholarship Secretariat can create a heritage fund, an account which
could be reached for some of these emergencies thereby reducing the
impact of any delays in release of budget for the secretariat.

Our monthly maintenance and book allowances could be separated from the
total budget due the Cuban government and paid before the others are
later paid.

The group of 250 students arrived in Cuba on May 22, 2012 under the
administration of late President Prof. John Evans Atta Mills, with the
aim of bringing to light the vision of the country in improving delivery
of medical services to the Ghanaian population.

Source: 250 Ghanaian medical students 'neglected' in Cuba call for help
| General News 2016-12-30 -
http://www.ghanaweb.com/GhanaHomePage/NewsArchive/250-Ghanaian-medical-students-neglected-in-Cuba-call-for-help-497791

Fundación con sede en Miami envía diez jóvenes cubanoestadounidenses a la Isla

Fundación con sede en Miami envía diez jóvenes cubanoestadounidenses a
la Isla
AGENCIAS | Miami | 30 de Diciembre de 2016 - 11:49 CET.

La Fundación CubaOne, con sede en Miami, ha enviado un grupo de diez
jóvenes cubanoestadounidenses a la Isla como parte de un programa que
busca explorar las relaciones entre ambos países, a partir de las
experiencias con el "pueblo" y familiares, no como turistas, reporta EFE.

En un comunicado, la fundación dijo que la idea es conectar a estos
viajeros con sus familias y amigos en la Isla para que escuchen lo mismo
a jóvenes emprendedores, cubanos como ellos, que a artistas, campesinos
y comunidad en general.

La fundación señaló que se trata de establecer un diálogo entre ambas
partes para saber lo piensan del futuro de las relaciones entre Estados
Unidos y Cuba, y cómo unidos pueden ayudar a buscar un propósito común.

"A medida que las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana
continúan evolucionando, CubaOne está comprometida a apoyar y facilitar
el compromiso entre nuestros países", dijo el cubanoestadounidense
Giancarlo Sopo, presidente y uno de los fundadores de CubaOne.

Daniel Jiménez, el otro fundador, señaló que espera que estos jóvenes,
entre ellos empresarios, artistas, abogados, conozcan la "verdadera Cuba
y no solo una mezcla turística".

"Estamos ofreciendo a nuestros compañeros de CubaOne una visión de la
historia con oportunidades para escuchar directamente del pueblo
cubano", añadió Sopo.

Además de reunirse con campesinos en Pinar del Río y diplomáticos
estadounidenses en La Habana, escucharán a cuentapropistas, periodistas
no estatales y harán una visita a Regla, fuente de historia cultural
afrocubana.

Los jóvenes, que viven en varias ciudades de Estados Unidos, tienen
previsto regresar el próximo lunes tras haber pasados las fiestas de fin
de año en la Isla.

Entre los miembros de CubaOne que viajaron están el fundador de The HIV
League, Daniel Szymczyk; el abogado de derechos civiles Angelo Guisado,
la poeta Christina Quintana y la activista migratoria y de derechos de
la comunidad LGBT Fernanda Paguaga.

Source: Fundación con sede en Miami envía diez jóvenes
cubanoestadounidenses a la Isla | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1483094994_27768.html